ECI Alumni

COVID-19.  Más allá de una pandemia.

Muchos de nuestros ECI Alumni continúan estudiando medicina y actualmente están en la primera línea de nuestra batalla contra Covid-19.

Estamos muy orgullosos de vosotros, y agradecidos por lo que estáis haciendo. Esperamos que vosotros y vuestros seres queridos estéis bien.

Los aplausos de esta noche serán para vosotros.

Lo que sigue es un artículo de la ECI Alumni, Irene Bartha (p. 2009-10) que trabaja como doctora en Madrid y algunas fotos de la ex Head Girl Maite Llamas (p.2009-10) que trabaja como doctora en Cadiz.

Mi nombre es Irene, antigua alumna del Centro Inglés y actualmente médico en uno de los hospitales de Madrid en el que como en muchas partes de España, se esta viviendo esta crisis.

Como médico, nuestro trabajo consiste en valorar a estos pacientes desde que acuden a la urgencia hasta que pueden volver a casa. La mayoría de la población tiene síntomas leves pudiendo estar en su domicilio. Aunque hay otro porcentaje de personas no desdeñable que deben quedarse unos días ingresados para controlar como evolucionan y valorar si necesitan aporte extra de oxígeno.

Nos encargamos de elegir las pruebas diagnósticas que les vamos a pedir y en función de los resultados adecuar los tratamientos que actualmente se creen que pueden ayudar a tratar o mejorar los síntomas de esta nueva enfermedad. Muchos habréis leído en los medios de comunicación y/o en revistas científicas, que no sé conoce a día de hoy cura para la enfermedad ni existe vacuna para prevenirla. Cada día vamos valorando como evolucionan los pacientes y vamos ajustando los tratamientos con las novedades que tenemos disponibles en la literatura científica. Nuestro objetivo es intentar ayudarles a que superen la enfermedad cuanto antes y puedan volver a casa con sus familias.

Normalmente hacemos turnos de 8h por las mañanas, pero también hay días que trabajamos 7h, 10h, 12h o 24h seguidas, las tardes de refuerzo o guardias respectivamente. Los turnos de trabajo son largos y agotadores, tanto físicamente como emocionalmente, ya que se viven situaciones muy duras de familias separadas y gente muy enferma.

Nosotros como médicos, personas de alto riesgo de contagio y transmisión de la enfermedad, también estamos aislados de nuestros seres queridos. Durante nuestra jornada de trabajo intentamos reducir al máximo el contacto entre nosotros en el hospital ya que podemos contagiarnos unos a otros fácilmente. Usamos mascarillas y guantes diariamente para todo, lavándonos frecuentemente las manos, y cada vez que nos exponemos ante un paciente “sospechoso” o “confirmado” deberíamos usar los equipos de protección individual, o también llamados EPI. Hemos pasado semanas con menos material del que realmente necesitábamos pero parece que esta empezando a llegar a los hospitales más mascarillas, hidroalcohol y trajes especiales, lo cual son buenas noticias.

Nunca hubiéramos imaginado que nos iba a tocar vivir una situación como esta. Ni como médico ni como persona. Madrid es la comunidad más afectada de toda España, y la situación aquí es muy complicada, con gran número de contagiados y de fallecidos como todos sabréis ya. Vivimos día a día, con los recursos que tenemos, intentado dar lo mejor de nosotros mismos en cada momento.

Por eso es muy importante que se lleven a cabo las recomendaciones de quedarse en casa e intentar así reducir el número de infectados al máximo. Sé que en Andalucía y concretamente Cádiz la situación esta mejor, pero eso no debe relajarnos ni hacernos pensar que este tema no va con nosotros.

En algunos hospitales de Madrid, entre ellos el mío, se ha iniciado desde hace unas semanas una campaña de cartas anónimas y dibujos escaneados que podéis mandar para ayudar a estas personas que están ingresadas a superar los días y hacer más llevadero el aislamiento. Para que os hagáis una idea de cómo es un día para una de estas personas ingresadas en el hospital: están aisladas en habitaciones de dos en dos y solo tienen contacto con el personal sanitario, que por razones de seguridad se intenta que sea el menor posible, siempre asegurando una atención completa a estas personas por supuesto. Nosotros en el pase de planta, donde valoramos como evolucionan, les estamos entregando estas cartas, e incluso a veces se las leemos también. No se permiten visitas de familiares ni amigos porque el riesgo de contagio es alto. El resto del día si tienen móvil pueden estar en contacto con sus familiares, a los que nosotros llamamos una vez al día como mínimo para darles información de la evolución si el paciente nos lo autoriza.

Pensar por un momento que hay gente de todas las edades, desde padres y madres, herman@s, ti@s y sobretodo abuel@s de otras personas. Es una iniciativa que nace para intentar acompañar un poco más a estas personas en su largo camino para superar la enfermedad. No hace falta que sea largo ni personal. Algunas personas mandan cartas de apoyo, cartas de ánimo, historias, cuentos o poemas para hacer las horas más llevaderas. Toda ayuda es bienvenida.

Es muy importante que todos pongamos de nuestra parte. Aunque la cuarentena parezca irrelevante o que no esta teniendo efecto, nos impresiona que cada día vemos un número menor de pacientes nuevos en la urgencia y que podríamos estar empezando a notar los efectos del confinamiento en domicilio. Todavía es pronto para hablar, pero esta situación puede durar desde unas semanas más hasta meses en el peor de los escenarios. Así como la vuelta a la “normalidad” será lenta y progresiva, pero no debemos perder la esperanza ni el objetivo final, que todos podamos volver a estar con nuestros seres queridos sanos y a salvo. Aunque a día de hoy no os lo creáis, estáis ayudando a no difundir la enfermedad y con ello a salvar muchas vidas, todos y cada uno de vosotros.

Todos los trabajos son importantes, por muy distantes que puedan parecer ahora que están del nuestro actualmente. Para nosotros los sanitarios, el aplauso de las 20pm es también para todos los que nos ayudan día a día, porque nuestro esfuerzo, trabajo y dedicación sería imposible sin el vuestro.

Por esto, y por todo lo que vendrá después, es necesario que ahora más que nunca estemos unidos. Todos podemos ayudar a combatir la enfermedad. Tú esfuerzo suma cada día. Recuerda, quédate en casa porque otros no pueden hacerlo.

 

Más de ECI Alumni

ECI Alumni Visit – Barbara and Claudia

Nos han visitado dos alumnas, de la promoción 2017/2018, actualmente Barbara Galache estudia E5, en ICADE, ADE con Relaciones  Internacionales y Claudia Harkin  en la Universidad de Londrés, Bioquímica, Barbara les explica a los alumnos de Bachillerato que están preparando … ver más

ECI Alumni

Hoy nos visitan dos ECI Alumni hermanos: María estudia 1º de traducción  e interpretación en Salamanca y Miguel 4º de Derecho y ADE, aunque actualmente está realizando un Erasmus en la República Checa. ¡Gracias por visitarnos! Today we received the … ver más

ECI Alumni Visits – Julia

Ha sido genial recibir recientemente la visita de Julia Ruiz Beláustegui. Julia fue Head Girl durante el curso 2016-17 y actualmente se encuentra estudiando el Doble grado de Traducción e Interpretación y Filología Hispánica en Córdoba. Julia había terminado sus … ver más